Un buen chief happiness officer mejora la felicidad en el trabajo

A priori puede despertar el escepticismo en muchas personas y sugerir el espejismo de una moda pasajera. Pero lo cierto es que el Chief Happiness Officer o gerente de la felicidad es una figura que se está abriendo camino en el mundo de los Recursos Humanos.

Grandes empresas como Google o Facebook cuentan con este perfil para lograr un ambiente de trabajo que fomente la productividad y la rentabilidad de sus organizaciones. Veamos en qué consiste.

Equipo de trabajo celebrando éxitos

¿Qué es un Chief Happiness Officer?

En un panorama empresarial tan competitivo como el actual resulta clave la captación y la retención del talento. Y si has percibido que el ambiente laboral de tu empresa resulta tenso y poco enriquecedor, sabrás por experiencia propia que no es el mejor escenario para que tus recursos más valiosos desarrollen sus mejores potencialidades.

Existen muchas herramientas al alcance de las organizaciones para lograr que la plantilla de tu empresa se encuentre en disposición de desplegar todo su potencial. El Chief Happiness Officer es una de las más novedosas. Su objetivo, obviamente, es conseguir que los empleados se sientan felices en su puesto de trabajo.

El viejo paradigma de la cultura empresarial exclusivamente enfocada a objetivos puede hacer que te instales en una actitud refractaria. Pero la implantación de un gerente de la felicidad en tu organización no es un acto paternalista ni un brindis al sol, sino una estrategia de win-win. Todos ganan si tus empleados se encuentran a gusto y tienen mejor disposición para desarrollar su trabajo.


Entre sus tareas se encuentran las siguientes…

La tarea del Chief Happiness Officer es compleja y abarca varias áreas. Debe analizar cuál es la situación dentro de la empresa a través de un continuo seguimiento de los empleados. Buscará implementar las estrategias adecuadas para que cada empleado pueda desarrollar de forma óptima su trabajo.

Desde luego, esta labor no puede ser llevada acabo más que en total consonancia con la dirección de la empresa y en colaboración con los empleados. En otras palabras, el Chief Happiness Officer debe formar parte del estilo de liderazgo y de los valores y la cultura de la empresa.

Por regla general, el perfil de un gerente de la felicidad está orientado al departamento de Recursos Humanos, ya que tendrá experiencia en la gestión de personal. Sin embargo, no siempre es así y con frecuencia ocupan este puesto profesionales de otros ámbitos.


¿Cuál es el perfil de un Chief Happiness Officer y cómo se forma?

Al ser una figura de reciente creación, el perfil del Chief Happiness Officer aún no está completamente definido y existen discrepancias sobre su contenido. No obstante, hay cierto consenso en cuanto a las cualidades que debe reunir alguien que desee optar a este puesto.

  • La principal es, desde luego, la experiencia en la formación de equipos, ya que ese será normalmente su ámbito de actuación.
  • Deberá poseer capacidad de escucha, algo fundamental en alguien cuya labor consistirá en conocer el estado de ánimo de las personas con las que trabaja.
  • Muy relacionado con lo anterior, debe contar con habilidades comunicativas y una gran empatía.
  • Será una persona optimista y que sea capaz de enfocar de forma positiva los retos que se le presentan.
  • El pensamiento lateral, o pensamiento creativo le permitirá buscar nuevos enfoques y ensayar nuevas formas de interaccionar con las personas que forman la plantilla de la empresa.

Todas ellas son soft skills que la persona que trabaja como Chief Happiness Officer deberá llevar consigo de forma innata. Sin embargo, se trata de un puesto que requiere una gran formación que las potencie.

Su labor como atractor del talento y encargado de retenerlo en el seno de la organización hace necesario que cuente con formación y experiencia en Recursos Humanos. Así mismo, le permitirá gestionar y liderar el equipo de cuya felicidad se ha hecho cargo.

Por otro lado, la Psicología es otra área importante cuya formación hará posible que analice las necesidades y particularidades de cada persona, así como la forma de hacer eclosionar sus potencialidades.

Será también necesaria la ampliación de sus conocimientos a través de la formación continua en áreas como el Couching, Comunicación, Motivación y el Análisis de datos.


¿Cómo desarrolla su trabajo?

Conseguir un ambiente de trabajo fértil y creativo no es ni mucho menos una cuestión de talante para el gestor de felicidad, sino el resultado de un trabajo diario y complejo que se concreta en diversas vías:

  • Poner en valor a los empleados y lograr que sean conscientes de que la organización y el equipo les valora, tanto en su vertiente personal como en la profesional.
  • Atender a las necesidades básicas de los empleados y velar por que estén cubiertas. En este sentido, es vital facilitar la conciliación a través del fomento del teletrabajo y los horarios laborales flexibles.
  • Escuchar activamente a los trabajadores con el fin de tomar el pulso al ambiente de la empresa. También realizar encuestas periódicas con el mismo fin, para lo cual existen diversas herramientas informáticas que permiten distribuir encuestas de clima laboral.
  • Fomentar el trabajo en equipo haciendo crecer las sinergias entre los diferentes talentos de los trabajadores. Ningún proyecto sale adelante ni consigue sus objetivos si el trabajo en equipo es deficiente.
  • Cuidar el crecimiento personal de los empleados a través de cursos de formación.
  • Realizar diversas actividades que contribuyan al buen clima y la cohesión del equipo.
  • Valorar el esfuerzo laboral individual como herramienta de motivación.

Un Chief Happiness Officer que realice bien su trabajo puede ayudar a conseguir para su organización la certificación Great Place to Work, un sello que garantiza que se trata de una empresa que se recomienda como un buen lugar para trabajar. Se trata de un hito importante, ya que será un punto para atraer al talento valioso.


¿Cómo beneficia a las empresas?

Ya se ha visto que contar con un Chief Happiness Chief tiene como fin último mejorar la rentabilidad de la empresa haciendo que las personas que trabajan en ella sientan que es el mejor lugar en el que dar lo mejor de sí. Sin embargo, sus beneficios se concretan de diferentes formas:

  • Una de las formas más evidentes en las que se manifestará será la retención del talento. Los empleados más valiosos para la organización no tendrán ningún motivo para buscar un lugar mejor en el que desarrollarlo.
  • Otro beneficio asociado al anterior es que se consigue un mayor compromiso con la empresa, lo que sin duda se concretará en la reducción del absentismo.